LIBRO ALGO VA MAL TONY JUDT PDF

Su gran tema como historiador fue, precisamente, ese: la intelectualidad europea del siglo XX, y en especial la francesa posterior a la Segunda Guerra Mundial. No debemos idealizarla, dice, pero tampoco olvidarla, porque, sin ser perfecta, ha sido la mejor de las situaciones que ha vivido la humanidad a lo largo de su historia. Sin embargo, reconoce Judt, no todo fue positivo. Nada que ver con los Churchill, Roosevelt, Brandt, Einaudi y tantos otros. Los mercados se atienen a criterios comerciales, pero hay bienes que los seres humanos valoran y no se pueden cuantificar: la justicia, la dignidad, el bienestar, las relaciones sociales sin tensiones. Lo cual cuesta dinero, sin duda; pero hay que lograrlo.

Author:Malakazahn Mazuhn
Country:Lithuania
Language:English (Spanish)
Genre:Video
Published (Last):11 September 2004
Pages:160
PDF File Size:11.65 Mb
ePub File Size:18.74 Mb
ISBN:828-2-40513-958-7
Downloads:81352
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Volkree



El mundo se encuentra imposibilitado de imaginar o crear alternativas. Cualquier cambio es temido. Sin embargo, algo sigue mal. En , el Hoy, el director ejecutivo de Wal-Mart gana un sueldo novecientas veces superior al de su empleado medio. Los empleos que se generan se encuentran en los dos extremos de la escala salarial. Los pobres siguen siendo pobres. Los desempleados o subempleados pierden las habilidades que hubieran adquirido y se vuelven superfluos.

La seguridad, calidad e incluso la longevidad de la vida muchos la asocian con el nivel de renta. La desigualdad es corrosiva. Corrompe a las sociedades desde dentro. Por desgracia, todos los indicios sugieren lo contrario.

Y, en efecto, nuestros sentimientos morales se han corrompido. Hoy hemos vuelto a las actitudes de nuestros antepasados del comienzo de la era victoriana. Hay poco que decir de Irlanda. Muchos estadounidenses son conscientes de que algo va muy mal. Ya no viven tan bien como en el pasado. No queremos que el Estado se inmiscuya en nuestros asuntos. Hay muchas respuestas a esta pregunta. Aparentemente es iimposible imginar otro tipo de sociedad.

Entre las dos guerras mundiales, los estadounidenses, los europeos y gran parte del resto del mundo afrontaron una serie de desastres sin precedentes que eran obra del hombre. Estados Unidos acababa de entrar en la guerra. A su vez, esto nos recuerda lo desesperadas que eran las circunstancias. La socialdemocracia y el Estado del bienestar fueron los que vincularon a las clases medias profesionales y comerciales a las instituciones liberales tras la II Guerra Mundial.

La sucinta respuesta es que para no quedaban muchas personas que creyeran en la magia del mercado. Como resultado, la guerra ocupaba todos los pensamientos. Sin que nadie se lo propusiera del todo, Europa occidental y Estados Unidos entraron en una nueva era. Cuando pagamos impuestos, damos muchas cosas por supuestas sobre nuestros conciudadanos. Segundo, confiamos en que aquellos a los que hemos dado un poder temporal sobre nosotros recauden el dinero y lo gasten de forma responsable.

Esto y muchas otras razones nos hacen ver que sencillamente… algo va mal. Es parte de la naturaleza humana recordar el pasado mejor de lo que en realidad fue. No obstante, la brecha mayor era la intergeneracional. La iniciativa de las acciones e innovaciones radicales estaba ahora en manos de lejanos campesinos o de nuevos sectores revolucionarios.

La nueva izquierda, y su base mayoritariamente joven, rechazaban el colectivismo heredado de sus predecesores. Lo que quedaba era el subjetivismo de los intereses y deseos individuales, medidos individualmente. Por el contrario, la vieja izquierda era incorregiblemente anticuada en esas cuestiones.

Si el gobierno es el problema y la sociedad no existe, el papel del Estado vuelve a quedar reducido al de facilitador. Para que el consenso keynesiano se abandonara con tanta facilidad y aparente unanimidad, los contraargumentos debieron de ser muy poderosos. Los fascistas, a quienes ambas cosas resultaban indiferentes, estaban extraordinariamente bien situados para imponerse.

La venta aporta dinero a las arcas del Estado. El resultado es un albur moral. Entregar la propiedad a los empresarios permite al Estado desentenderse de sus obligaciones morales. El resultado es una sociedad eviscerada.

El espacio es importante. El acceso en tiempo real a personas que piensan de la misma forma al otro lado del mundo no es un sustituto. A corto plazo, las democracias pueden sobrevivir a la indiferencia de sus ciudadanos.

DISPLASIA BRONCOPULMONAR FISIOPATOLOGIA PDF

Algo va mal

.

LAS BACANTES DE EURIPIDES PDF

Comentarios a "algo va mal" de tony judt

.

DECENARIO ESPIRITU SANTO PDF

Algo va mal, de Tony Judt

.

Related Articles